Como todo gran Caballero, el Jedi se rige por un estricto Código de Honor, no para honrarse a sí mismo, sino a sus ancestros que forjaron la Orden Jedi con esfuerzo y dedicación.

 

 

No empezarás peleas.
 

Respetarás a todo ser vivo con el respeto que se merece.


Pelearás debidamente conforme a las enseñanzas de nuestros ancestros.

 

Estarás en paz contigo mismo y con tu entorno.


Mantendrás la paz y defenderás al inocente y al débil.


Pelearás bajo la justicia y la luz.